EFECTIVAMENTE, 144,000 ISRAELITAS

Entonces el dragón se airó contra la mujer, y fue a combatir al resto de sus hijos, los que guardan los Mandamientos de Dios y tienen el testimo­nio de Jesús" (Apocalipsis 12: 1 7. " ¡ Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los Mandamientos de Dios y la fe de Jesús!" (Apocalipsis 14; 12. Así como un "remanente" del antiguo Israel salió de la Antigua Babilonia y reconstruyó el segundo templo (Hageo 1: 12) ,dé igual manera un "remanente" final del Israel Espiritual saldrá de la Moderna Babilonia para guardar los Diez Mandamientos, los cuales se encuentran en el arca del templo celestial (Apocalipsis 11: 19.

Este remanente final es mencionado en las profecías como los 144,000 (Apocalipsis 14: 1-5) . Son descritos como saliendo" de todas las tribus de Israel" (Apocalipsis 7:4). ¿Significa esto que todos son judíos literales? Millones de cristianos piensan de esta forma. Muchos maestros populares comparan este grupo a


"144,000 Billy Grahams judíos" que evangelizarán el mundo durante la tribulación. Pero ¿será esto correcto? Hemos visto previamente que Pablo escribió que los judíos y los gentiles son ahora" uno" y son parte del "mismo cuerpo" a través de Jesucristo (Efesios 2: 14; 3: 4-6). ¿Contradice las palabras de Pablo el último libro de la Biblia? ¿Reconstruiría Apocalipsis la muralla entre los judíos y gentiles que Jesucristo destruyera en la cruz? Por supuesto que no.

Vamos a colocarnos nuestros "lentes del Nuevo Testamento" y vamos a observar más de cerca. Los 144,000 son descritos" de pie sobre el monte Sion" con Jesucristo (Apocalipsis 14: 1). El monte Sion es donde descansa Jerusalén. Pero en Apocalipsis, el "monte Sion" no se refiere a ningún monte en el Medio Oriente. Juan escribió: "Me llevó en espíritu a un grande y alto monte, y me mostró la gran ciudad santa, la Jerusalén que descendía del cielo, de Dios" (Apocalipsis 21: 10) . Como Juan estaba en" el Espíritu”, así también nosotros debemos estar en "el Espíritu" para poder ver la verdad acerca del monte Sion y los 144,000. Pablo escribió a los creyentes, "Pero os habéis acercado al monte Sion, a la ciudad del Dios vivo, Jerusalén celestial,... a la congregación de los primogénitos inscritos en el cielo" (Hebreos 12:22, 23). Aquí el monte Sion es el lugar donde la Nueva Jerusalén descansa. Es el hogar de la iglesia. Y ¡ es aquí donde Juan vio los 144,000!

En el Nuevo Testamento, Santiago escribió su carta" a las doce tribus que están esparcidas" (Santiago 1: 1. ¿ Quiénes eran estas doce tribus? En la siguiente

Oración Santiago los llama, "hermanos míos”. Luego él les escribió acerca de "la prueba de vuestra fe" (Santiago 1:3.Así que, estas "doce tribus”, a las cuales Santiago les escribió como a una unidad, ¡eran creyentes en Jesucristo! En la misma carta, él aconsejó a aquellos de estas" doce tribus" que se encontraban enfermos a "llamar a los ancianos de la iglesia" para orar en forma especial (Santiago 5: 14. Por lo tanto, es muy claro que, para Santiago, las" doce tribus" ¡eran parte de la iglesia!

Los 144,000 "siguen al Cordero por dondequiera que va" (Apocalipsis 14: 1, 4. Así que, estos son cristianos que aman a Jesús. Ellos no "se contaminaron con mujeres, porque son vírgenes " (Apocalipsis 14:4). Esto no significa que los 144,000 es un grupo compuesto literalmente de ¡hombres judíos solteros o célibes! ¡No! Esto sería enseñar el celibato a las masas, a lo cual Pablo llama" doctrinas de demonios" (1 Timoteo 4: 1,3;). En 2 Corintios 11: 2, Pablo también usó la palabra "virgen" y la aplicó a la iglesia. ¿Y qué acerca de los 144,000 que" no se contaminaron con mujeres?” Aquí está hablando acerca de las mujeres simbólicas de Apocalipsis 1 7.

Una verdad atómica es que los 144,000 representan un remanente final compuesto por el Is­rael de Dios en el Espíritu, formado por creyentes

Judíos y gentiles, quienes no han sido" contaminados" por los engaños y las falsas profecías de la madre y las hijas del Misterio Babilonia (Apocalipsis 17: 5). La razón por la que Apocalipsis se refiere a ellos como viniendo de las doce "tribus de Israel" es porque, en el proceso de abandonar la Babilonia moderna Y todos sus engaños, han pasado por una "experiencia de lucha" similar con el Señor como lo hizo Jacob cuando el Señor cambió su nombre a Israel en Génesis 32.

Jacob " literalmente significa" engañador" o "mentiroso”. Este nombre era una descripción de su carácter. Jacob robó la bendición final de su padre a su hermano Esaú. Intencionalmente mintió a Isaac tres veces (Génesis 27:19-24). Como resultado de su malintencionado engaño, Jacob estuvo en el exilio durante 20 años. En su viaje de regreso a casa, Jacob descubrió que Esaú venía a su encuentro con 400 hombres (Génesis 32:6). Lleno de culpabilidad, vergüenza y terror, Jacob pensó que estaba a punto de morir por su pecado.

Luego llegó esa larga noche de lucha con el Ángel de Dios. Finalmente, antes del amanecer, Jacob se dio por vencido, arrepentido de su pecado, y se aferró del Mensajero celestial, diciendo: "No te dejaré, si no me bendices " (Génesis 32: 26). Entonces vino esta respuesta del Ángel: "No te llamarán más Jacob, sino Israel, porque has peleado con Dios y con los hombres, y has vencido" (versículo 28).A través del arrepentimiento, la humildad y la fe, Jacob venció su naturaleza engañosa. Dios le dio un nuevo corazón, un nuevo nombre, un nuevo carácter. ¡ Había ganado la victoria!

Esa misma experiencia que transformó a Jacob en un "Israel espiritual" es un tipo de la experiencia transformadora que tendrán los 144,000. Este es un pensamiento bastante profundo, pero es la verdad. Esta información es mucho más significativa que el descubrimiento del Titanic en 1985. Y es aplicable a nosotros. Por naturaleza somos todos como Jacob: pecadores, falsos y engañadores. Quizá, mientras lee este libro, usted haya descubierto la sorprendente verdad de que ha engañado a otros acerca de la profecía bíblica. ¡ Es un pensamiento tenebroso! La Biblia dice, "El testigo falso no queda sin castigo, y el que habla mentiras no escapará" (Proverbios 19: 5). Así como Esaú acudía a encontrarse con Jacob, así vendrá el Dios todopoderoso a encontrarse con el Misterio Babilonia ya castigada por sus mentiras (Apocalipsis 18:8). Aquellos que" aman y practican la mentira" quedarán fuera de la Nueva Jerusalén (Apocalipsis 22: 15). "Todos los mentirosos" terminarán en el lago de fuego (Apocalipsis 21:8). Por lo tanto, ¡ la verdad acerca de Israel es un asunto de vida o muerte!

Pero ¡Jesús nos ama! En una cruel cruz él agonizó, sufrió, sangró y murió por todos nuestros pecados, ¡ incluyendo nuestro pecado de engaño! Luego se levantó de entre los muertos y ascendió al cielo. Y ahora, como nuestro Sumo Sacerdote en el Templo ce­lestial, Jesucristo nos ha entregado el libro de Apocalipsis para enseñarnos la verdad. En este momento, el Buen Pastor nos ruega que abandonemos los engaños del Misterio Babilonia antes que sea demasiado tarde. "Salid de ella, pueblo mío" (Apocalipsis 18: 4) ,es su llamado final desde el cielo. Pronto la moderna Babilonia "será consumida por el fuego, porque el Señor Dios que la juzgará es poderoso" (Apocalipsis 18:8).

¡Hemos llegado a nuestra noche de lucha espiritual! Pero pronto la noche terminará. Fue al amanecer cuando el Mensajero celestial finalmente tocó el muslo de Jacob (Génesis 32:24, 25). Entonces la confianza personal de Jacob finalmente fue quebrantada. Entonces él se apegó al Ángel de Dios. Así debería ocurrir con nosotros. De acuerdo a la profecía bíblica, estamos ahora al "amanecer”. ¡Cristo viene pronto! ¡Oh, que el Maestro nos toque y nos quebrante! ¡Que el Espíritu Santo explote todo nuestro orgullo! Tomémonos de Jesús y juntos digamos: "¡No te dejaré, si no me bendices!"

Así como ocurrió con Jacob, si nos humillamos, nos arrepentimos de nuestros pecados y dependemos enteramente de la misericordia de Dios, el Rey de Is­rael no nos desamparará. Si con fe simple nos tomamos de Jesús, con seguridad nos perdonará, nos purificará, y nos dará un nuevo nombre. Por fe podemos escuchar al Maestro decir: "No te llamarán más Jacob, sino Is­rael porque has peleado con Dios y con los hombres, y has vencido" (Génesis 32:28). Jesucristo es la verdadera simiente de Abraham. ¡Es el Victorioso! A través de la fe en él, Dios" nos lleva siempre al triunfo" (2 Corintios 2: 14).A través de Jesús, podemos escapar de los lazos del Misterio Babilonia. A través de la gracia de Dios, cada uno de nosotros puede ser, como Jacob, un "Israel espiritual".


La Biblia específicamente dice acerca de los 144,000: "En sus bocas no se halló engaño, porque son sin mancha" (Apocalipsis 14:5). Como Natanael son "verdadero(s) israelita(s), en quien(es) no hay engaño" (Juan 1: 4 7). Vencieron al Misterio Babilonia, sus engaños y sus falsas profecías. Los 144,000 son como Jacob. Prevalecieron sobre su propia naturaleza engañosa ¡ a través de la gracia de Jesucristo!

El pasaje anterior de Apocalipsis 14:5 acerca de los 144,000 tiene sus raíces en el Antiguo Testamento. "El remanente de Israel no cometerá injusticia, ni dirá mentira, ni en su boca se hallará lengua engañosa" (Sofonías 3:13). Así que el remanente final de Israel estará compuesto de perso­nas que hablen la verdad. Deben ser uno con Jesucristo, quien es "la verdad" (Juan 14:6). Deben además ser guiados por "el Espíritu de Verdad" (Juan 16:13). Compuesto tanto por judíos como por gentiles que creen en el Mesías, ellos serán el último Israel en el Espíritu de Dios. Es mi opinión personal que el número " 144,000" es simbólico. Pero ya sea que fuere literal o simbólico, espero que "todos estemos en ese número, cuando los santos entren marchando a la Nueva

Jerusalén".

En este momento, la iglesia cristiana está llena de gigantescas malas interpretaciones de las profecías, las cuales no armonizan con el Evangelio de Jesucristo y el Nuevo Testamento. Por el bien de todos, ¡debemos de estudiar con oración!

Si usted ha sido guiado a creer que las profecías del Apocalipsis son aplicables a un Israel en la carne, estas mentiras deben ser desenmascaradas. Si ha sido enseñado al creer que las afirmaciones del Apocalipsis acerca de Jerusalén, el monte Sion, Gog, Magog, Babilonia, y el río Éufrates se aplican a esos lugares literales, estos errores deben ser deshechos. Si usted ha aceptado la idea de que el Anticristo un día caminará en un templo judío reconstruido durante un período fi­nal de tribulación de 7 años. Esta falsa teoría necesita ser neutralizada. Si personas sinceras le han convencido que el Armagedón se centra sobre Rusia, China y el moderno Estado de Israel, entonces alguien debería de oprimir el botón que dice: "Destruir, Engaño Global”. ¡ Es el momento de escapar de todas las ranas y fábulas!

Cada una de estas supuestas teorías "insumergibles" muy pronto se estrellará con el témpano del Armagedón. Todas esas mentiras se hundirán como el Titanic. "Abandonen la embarcación" ¡ es el grito del Capitán! "¡ Salid de ella, pueblo mío! " Es la súplica de nuestro Libertador que está pronto a venir (Apocalipsis 18:4). En lugar de estar buscando un Monte del Templo terrenal en el Medio Oriente, enfoquemos nuestra vista en el verdadero templo en el cielo donde nuestro amante Sumo Sacerdote se encuentra ministrando su sangre en nuestro beneficio. Jesús es el verdadero Israel, la semilla de Abraham (Isaías 41: 8; Gálatas 3: 16). "Y ya que sois de Cristo, de cierto sois descendientes de Abraham, y conforme a la promesa, herederos" (Gálatas 3: 16). ¡No olvide estas palabras!

Que Dios nos ayude para que seamos parte del último remanente de Israel en el Espíritu mencionado en Apocalipsis, de quien está escrito: "¡Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los Mandamientos de Dios y la fe de Jesús!" (Apocalipsis 14: 12). Que las palabras de Pablo sean aplicables a nosotros: "Pero vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu" (Romanos 8:9). Vivamos en el Espíritu e interpretemos las profecías de acuerdo al Espíritu. A través del amor y la misericordia de Jesucristo, que cada uno de nosotros llegue a ser "un verdadero israelita, en quien no hay engaño" (Juan 1: 47).     

 

Mas sobre este grupo especial 144,000

Capitulo 7

 

Invitacion

Haz clic aquí para suscribirte a estudiandoapocalipsis
Haz clic para suscribirte a estudiandoapocalipsis
Counter