* El Primer Sello

Vi cuando el Cordero abrió uno de los sellos;  y oí a uno de los cuatro seres seres vivientes decir como con voz de trueno:  Ven y mira.  Y miré y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona. y salió venciendo, y para vencer (6:1,2).

Cuando el Cordero desata los primeros 4 sellos, aparecen cuatro jinetes montando caballos de diversos colores.  Como ocurre con casi todas las profecías apocalípticas, los cuatro jinetes tienen variadas interpretaciones; pero es necesario que tengamos en cuenta todos los elementos de los símbolos para llegar a conclusiones correctas.

La interpretación más difundida es que estos jinetes con sus caballos representan el hambre, la guerra, la peste y la muerte.  El tema ha sido traído a la literatura y hasta a la pantalla del cine.  La más famosa es la novela del escritor español Blasco Ibáñez, “Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis”.  Pero la interpretación es mucho más compleja.  Hay que descifrar tanto los colores de los caballos como los implementos de los jinetes.

El primer jinete monta un caballo blanco.  Siempre decimos que el blanco representa pureza, luz y todo lo positivo.  Pues bien, ese jinete y su caballo representan a la iglesia del primer siglo, desde el año 31, en que Jesús murió, resucitó, ascendió al cielo y envió el Espíritu Santo sobre la iglesia, hasta el año 100, en que murió Juan, el último de los apóstoles.  En un tiempo relativamente corto, y bajo la ministración del Espíritu Santo, la iglesia esparció por el mundo conocido el Evangelio santo de Jesucristo.  La conversión de Saulo de Tarso le dio a la iglesia una inyección de estímulo, al traer a los gentiles a la verdad de la Palabra de Dios.  El éxito de esta primera iglesia está simbolizado por la corona dada al jinete y el arco representa las lides del Evangelio.

Los que promueven la doctrina del “rapto” indican que este personaje  es el Anticristo.  ¿Qué razón dan para esta rara interpretación?  No tienen otra alternativa, ya que dicen que todo lo que pasa después del “rapto”, que ellos dicen que está figurado en la frase: “Sube acá” del verso primero del capítulo 4, ha de suceder después que la iglesia sea levantada.  Como lo primero que aparece es este jinete, lo identifican con la bestia apocalíptica.

Es una verdadera pena que personas enajenadas formen esas doctrinas, las cuales los obligan a entrar en tantas contradicciones.  Si este jinete representara al Anticristo debía montar un caballo negro, como el tercero y no uno blanco que representa todo lo bueno, lo puro, lo positivo.

 


El 2 Sello."EL CABALLO BERMEJO"

6.Capitulo 6:1,2 del Apocalipsis " EL CABALLO BLANCO"